sábado, 4 de mayo de 2013

CAMINAR


 
 
Salgo del trabajo.


Camino hacia casa,

cansado, lentamente,

casi arrastrando los pies.

te abrazo,

y cubro con tu sexo el mío.


Camino hacia el baño,

y luego camino de vuelta a ti.


Porque la vida,

al final,

no es llegar a ningún sitio,

es, simplemente, caminar.